De lo políticamente correcto a la mala educación

27 octubre, 2010

Como muchos sabéis (y si no lo sabéis, pues ahora lo haréis) me gusta mucho estar al día de noticias de diferente índole, desde cosas que entiendo hasta las que estoy tratando de entender, y siempre echo un ojo a los comentarios de los usuarios de a pie que, como todo hijo de vecino, tienen una opinión y le apetece darla a conocer.

Ya sea en periódicos que permiten comentarios como agregadores de noticias, es interesante ver qué es lo que comenta la gente porque es una buena manera de tomarle (de manera aficionada, con más impresión que criterio) el pulso a la sociedad. Naturalmente todo dependerá del color del periódico o portal al que entremos, pero te puedes hacer una ligera idea de lo que ronda por las cabezas de los grupos de derecha, izquierda, de arriba o de abajo.

Y como pasa en todos los grupos de diferentes colores e ideologías, hay de todo, desde las personas que realmente buscan dar su opinión y dialogar hasta aquellas que simplemente quieren sentar cátedra y que los demás les aplaudan, pasando por los que se limitan a insultar y punto. Por lo general, estos últimos (los llamados trolls) se identificaban rápido y estaban muy definidos dentro de su papel. Era el punto discordante dentro de la buena (o mala) comunicación dentro de una discusión.

Pero últimamente parece que nos estamos pasando un poco al lado oscuro. Los usuarios normales (ya sean los usuarios conciliadores como los usuarios de la verdad absoluta) siempre hemos intentado discutir con nuestro contertulio de manera educada, aunque quizá puede llegar un momento en que hablar contra una pared nos acabe sacando de nuestras casillas (porque si ya es difícil convencer a cualquier hijo de vecino, cómo vamos a conseguir convencer a alguien por Internet!). A veces, de tan educados que queríamos ser, hemos llegado a pecar por demasiado políticamente correctos, llegando a ser incluso ridículos por intentar no ofender a nadie. No es que me gustara… pero me gusta más que lo de ahora.

Ahora lo políticamente correcto no está de moda. Y lo entiendo. Como decía antes, es básicamente ridículo ir de puntillas para no ofender a nadie, cuando muchas veces la ofensa está solo en la mente del ofendido. Pero cada vez se valora y se jalea más a las personas que son agresivas en sus argumentos (y no por ello más ciertos) y que han pasado del policorreccionismo a ser auténticos maleducados. Que sí, que es muy divertido ver por la tele a un médico brillante y súper inteligente, que da lecciones siendo un borde. ¿Os imagináis realmente que todo el mundo fuera así, a lo House? ¿El panadero, la abogada o el mecánico? Pues pensaríamos que son capullos y/o gilipollas (dependiendo del ánimo con el que nos hubiéramos levantado ese día) e intentaríamos no relacionarnos más con ellos.

Entonces, ¿qué pasa que cuando vemos esos comportamientos a través de la pantalla los aplaudimos? Parece que en vez de valorar a quien intenta discutir o exponer una idea educadamente, sin perder el respeto a los demás se está perdiendo a favor de rendir pleitesía a aquel que llama tanto sibilina como abiertamente al otro gilipollas. Y si nos comportamos así y recibimos un aplauso, ¿estamos seguros de que queremos que nos aplaudan por ese comportamiento? ¿por qué? ¿Acaso nos hace sentir más listos el que alguien nos premie el comportarse sin ningún tipo de educación?

No es raro ver, en el día a día, a gente que se siente mejor intentando quedar por encima de los demás, no por méritos propios, sino usando la dialéctica (y lo que no es la dialéctica) para hundir al otro. Cuando alguien sobresale porque ha ido poniendo zancadillas y el dedo en el ojo a los demás, para mí no se lo merece. Y me alucina que haya quien aprecie ese tipo de comportamientos y, lo que es peor, quiera hacerlos suyos.

Espero que volvamos a los tiempos en que se ganaba una discusión educadamente y con buenos argumentos en vez de ver quién tiene el pito (o los ovarios, poned aquí el símbolo “de poder” de vuestra elección) más grande.

 

7 Responses to “De lo políticamente correcto a la mala educación”

  1. gusgo Says:

    Pues mira que considero que estando con EL estas calificada como erudita sobre el tema…!

    Saludos, Sis!

  2. arturo_ml Says:

    Buenísimo 🙂


  3. […] De lo políticamente correcto a la mala educación laodiseadebronte.wordpress.com/2010/10/27/de-lo-politicam…  por A_Night_at_The_Roxbury hace 2 segundos […]

  4. berdi Says:

    Cuanta verdad. Lo puedo comprobar a diario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: